EL CAFÉ EN MÁLAGA - Debla

EL CAFÉ EN MÁLAGA - Debla

15 Oct


El café en Málaga

Si te has sentado en algún bar de Málaga y has prestado atención a la manera de pedir café de los malagueños, habrás notado que existen diferentes nombres con los que se puede pedir un café.

De hecho, tenemos:

Solo – Largo – Semi-largo – Solo corto – Mitad – Entrecorto – Corto – Sombra – Nube – No me lo ponga

¿De qué dependen todos estos nombres?

Pues, depende de la cantidad de café y leche en la taza. Si vas a un bar de cualquier parte del mundo y pides un café con leche por ejemplo, es el camarero que, al preparar tu café, decide la cantidad de leche aproximada que va a poner. En Málaga, ¡no! 

Aquí, se ideó en los años 50 un sistema muy preciso para no desperdiciar ni una sola gota de café. 

El bar que tuvo la idea fue el Café Central en la Plaza de la Constitución.

En 1954, el dueño del bar, José Prado Crespo, se dio cuenta que la forma de pedir era demasiado imprecisa: los clientes indicaban con el dedo la cantidad de café que querían y a veces había malentendidos. Y como era la época de posguerra, era una pena tener que tirar el café. 

Entonces, José creó el siguiente sistema:

  1. Solo: un café solo no lleva leche. Muy fácil.
  2. Largo: casi es un café solo pero no, lleva una pizca de leche en concreto un 10%.
  3. Semi-largo: aquí la cantidad de leche sube un poco y va a ser un 20%. El restante 80% es café.
  4. Solo corto: prácticamente un café mitad leche y mitad café es el que los malagueños llaman ‘solo corto’, aunque este lleva un poco más de café en proporción.
  5. Mitad: si lo que quieres es que te sirvan la misma cantidad de leche que de café, di que quieres un ‘mitad’. Es el típico café con leche.
  6. Entrecorto: si en cambio quieres que haya un poco más de leche que de café, pero solo un poquito, elige un ‘entrecorto’.
  7. Corto: el ‘corto’, en cambio lleva un 30% de café y el resto es leche.
  8. Sombra: cuando queremos un poquito de café y el resto que sea leche, nada mejor que pedir un ‘sombra’.
  9. Nube: y si en cambio quieres que la leche esté un poquito manchada, pide una ‘nube’ (un 10% más o menos de café y el resto es leche).
  10. Si al final de todo esto, te quedas demasiado confundido y prefieres pedir otra cosa y no tomar café, puedes decir: ¡no me lo ponga!

El sistema recibió tan buena acogida que se extendió por toda la ciudad y la provincia. Esta es la manera en la que los auténticos boquerones piden el café. Por lo tanto, tú también podrás aprovechar de tu estancia en Málaga para pedir café de forma única y peculiar.